La semana pasada la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), celebró su 48° período extraordinario de sesiones en México. La visita por parte de este tribunal internacional se da en el marco de las recientes decisiones de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) sobre la implementación del derecho internacional de los derechos humanos, en cuanto a la incorporación de los tratados internacionales en la materia y la vinculatoriedad de la jurisprudencia emitida por la CorteIDH.

CorteIDH-MEXICO

Las audiencias públicas tuvieron lugar en la biblioteca José Vasconcelos, en donde se escucharon los alegatos, testimonios y peritajes respecto de un caso contencioso en contra de República Dominicana[1], así como los argumentos tanto de Estados parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, como de organizaciones de la sociedad civil y académicos de distintos países de la región, sobre una opinión consultiva solicitada por MERCOSUR al Tribunal. Ambas audiencias versaron sobre un mismo tema: la situación de las personas migrantes en situación de irregularidad y el cumplimiento de las obligaciones internacionales, sin discriminación alguna.

Asimismo, diversos académicos de la región expusieron en un seminario al final de la semana, los diversos retos en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, la implementación de sus decisiones en los ordenamientos internos y el análisis de distintos debates en materia de seguridad ciudadana, género, reparaciones, entre otros.

De las sesiones del CorteIDH llevadas a cabo en la capital del país, se pueden destacar tanto aspectos positivos como negativos en relación al desarrollo de las audiencias, el papel de México como país anfitrión, y la percepción del público asistente, en su mayoría estudiantes de derecho y miembros del Poder Judicial.

Aspectos positivos

Esta es la segunda ocasión en que la CorteIDH celebra un período extraordinario de sesiones en México. Es importante resaltar que a diferencia de 2008, año en que este tribunal internacional visitó el país por vez primera, este período se caracterizó por una amplia difusión y convocatoria por parte de la SCJN, así como una gran asistencia de diversos sectores, lo cual claramente refleja la importancia y el interés en el nuevo paradigma constitucional que se ha gestado en nuestro país en los últimos dos años a partir de la reforma al artículo primero.

Además, si bien la CorteIDH no puede llevar acabo audiencias de casos contenciosos bajo estudio del país anfitrión, llama la atención que el tema, tanto del caso contencioso como de la solicitud de opinión consultiva, hayan versado sobre el tema migratorio, principalmente respecto al debate sobre los controles migratorios, la privación de la libertad por situación migratoria irregular, la discriminación racial y la especial protección de los niños migrantes no acompañados en situación irregular, aspectos que actualmente se discuten en el país por la crisis humanitaria en la que se encuentran inmersos los migrantes sin documentos que atraviesan por territorio nacional.

Dentro de los peritajes y las preguntas realizadas por los jueces de la CorteIDH, el eje argumentativo versó en la obligación de los Estados de respetar y garantizar los derechos de todas las personas sin importar su calidad migratoria. También se abordó la importancia de adoptar políticas para prevenir las violaciones a derechos humanos en contra de migrantes y la necesidad garantizar en todo momento el debido proceso en los procesos de repatriación. De igual forma se debatió, si es posible incluir dentro de las causas de la implementación del principio de no devolución por causas como pobreza o violencia intrafamiliar.

La CorteIDH escuchó a varias organizaciones y universidades del continente en el marco de la audiencia sobre la opinión consultiva relativa a la niñez migrante, entre ellas vale la pena resaltar las intervenciones de las ONG´s mexicanas a través de las cuales esta Corte pudo tener conocimiento del patrón sistemático y generalizado de violaciones a derechos humanos en contra de la población migrante en situación irregular que transita por México y de la política criminalizadora y discriminatoria del Estado.

Aspectos negativos

Si bien el tema migratorio resultaba interesante por la situación de los migrantes y la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran a lo largo del continente, para el público que acudió por vez primera al período de sesiones o las audiencias y ser éste su primer contacto con el Sistema Interamericano, pudo resultar un poco tedioso, toda vez que en ciertos momentos de las audiencias tanto Estados como organizaciones se limitaron a la repetición de estándares internacionales en la materia. Hubiera sido más atractivo que se hubiera elegido un caso contencioso referente a otra temática para diversificar los argumentos y el debate de la CorteIDH.

Otro aspecto negativo a resaltar, fue la participación del Estado mexicano en la audiencia sobre la solicitud de opinión consultiva de la niñez migrante. Si bien se valora la invitación del gobierno al tribunal internacional y la activa participación del Poder Judicial, el discurso por parte del gobierno federal en materia migratoria envió un mensaje equivocado y perverso sobre la situación de la persona migrante en tránsito por México, ya que si bien se tiene una nueva legislación con perspectiva de derechos humanos, es una realidad que el gobierno sigue tolerando violaciones en contra de la población migrante, además de seguir incluyendo dentro del ordenamiento jurídico interno, figuras como el aseguramiento, privación de la libertad que resulta contraria a los deberes contenidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Más allá de estos aspectos, las sesiones de la CorteIDH en el país, refrendan la importancia que hoy representa el Sistema Interamericano en el ordenamiento jurídico mexicano y la necesidad de implementar el derecho internacional de los derechos humanos, a través de la enseñanza del derecho y el litigio para lograr un mayor control constitucional en cuanto a las actuaciones del Estado.

Adriana Muro. Abogada por la Universidad Iberoamericana y candidata a maestra en Derechos Humanos y Democratización por la Universidad Externado de Colombia y la Universidad Carlos III de Madrid. Twitter: @adrianawall

*Nota: aquí se pueden consultar las audienciaspúblicas y el seminario del 48° período de sesiones de la CorteIDH celebradas en México, así como otros periodos ordinarios y extraordinarios sobre los distintos casos que ha estudiado esta Corte.

Te recomendamos: