Esta nota, como su título indica, ofrece al lector una descripción escueta de los aspectos fundamentales del sistema de justicia en la República Francesa.

I. JURISDICCIONES CIVILES

1.- Tribunal de instancia, Tribunal d’Instance: jurisdicción de primera instancia del orden judicial, que se compone de uno o de varios magistrados y cuya competencia se determina en función de la cantidad de la demanda (inferior a 7,600 euros) o en casos puntuales, por ejemplo, los relativos a los créditos de consumo, arrendamientos urbanos, tutela de asuntos civiles y protección de mayores, etc. Anteriormente, existía la figura del “Juge de Paix” (juez de paz) como primer grado del orden judicial.

French-Revolution-Delacroix2.- Tribunal de primera instancia e instrucción, Tribunal de grande instance: tiene competencia exclusiva para solucionar conflictos de derecho privado en función de la cantidad de la demanda (superior a 7,600 euros) o de la naturaleza del caso. En otras palabras, se trata de la jurisdicción de derecho común del primer grado del orden judicial compuesta por un presidente y varios jueces, siendo todos magistrados de carrera y que gozan de exclusividad de competencia en las áreas definidas por la ley. Las decisiones pueden ser tomadas de manera colegiada o por un juez único. De manera general, los conflictos entre particulares que originan la intervención de esta jurisdicción son los relativos a la situación de las personas (registro civil, filiación, cambio de apellido); a la familia (divorcio, patria potestad, sucesiones, etc.), o a la responsabilidad civil (accidentes, defectos de construcción, etc.).

3.- Tribunal Laboral o “Consejo de conciliación laboral”, Conseil des Prud’hommes: corresponde a la jurisdicción paritaria, compuesta por 3 representantes de los  patrones 3 representantes de los trabajadores. Su organización se divide en diferentes secciones que se reparten por materia: industria, comercio, agricultura, actividades diversas y personal directivo. Los litigios son llevados ante la sección que corresponde a la actividad principal del empleador, salvo si el empleado a quien atañe el litigio ocupa un puesto directivo o ejecutivo. En este caso, el litigio será llevado ante la sección competente en los cargos directivos o ejecutivos. Está jurisdicción cuenta con una oficina de conciliación y con una oficina de juicios, teniendo competencia para conocer acerca de todas las controversias presentadas por quien es parte en un contrato de trabajo.

4.- Tribunal de Comercio, Tribunal de Commerce: en términos generales, es competente en asuntos o litigios entre comerciantes o relacionados con actos mercantiles. Está compuesto por miembros (un presidente y jueces) elegidos por un colegio electoral constituido por representantes de profesiones comerciales y principalmente tiene competencia para resolver controversias relativas a los compromisos entre comerciantes, a las controversias entre asociados y las relativas a los actos de comercio.

5.- Tribunal del Seguro Social, Tribunal des affaires de Securité Social: es la instancia competente para solventar litigios entre organismos de la seguridad social y sus afiliados. Está formado por 2 asesores, representantes de los asalariados y de los empresarios, y de un Presidente, un juez del Tribunal d´Instance.

6.- Tribunal Rural: es la instancia encargada de resolver los conflictos de arrendamiento rural.

II. JURISDICCIONES PENALES

1. Tribunal de Policía, Tribunal de Police: jurisdicción penal de primera instancia del orden judicial francés y se conforma por un juez, un fiscal o un comisario de policía según la gravedad del delito y un secretario judicial. Es competente como juez único y decide en materia de infracciones leves, por ejemplo, en casos de exceso de velocidad. Tales infracciones pueden ser sancionadas con una multa que puede elevarse a 1,500 euros y el origen puede resultar en la demanda de daños y perjuicios presentada por las víctimas.

2.- Tribunal Correccional, Tribunal correctionnel: es competente en materia de delitos como el robo, la estafa, las lesiones, el deterioro de bienes, etc. Se compone por 3 magistrados de carrera (un presidente y dos magistrados); además de un fiscal y de un secretario judicial. Ciertas infracciones pueden ser juzgadas por un órgano unipersonal. Las penas que pueden ser pronunciadas por esta jurisdicción pueden ir de la privación de libertad (10 años como máximo), a la multa o a la pena alternativa.

3.- Corte Penal, Cour d’assises: su competencia reside en juzgar delitos graves del fuero común (homicidio, violación, vgr.). Está compuesta por 3 magistrados de carrera, un jurado de 9 ciudadanos (12 en apelación) seleccionados después de un sorteo en la lista departamental anual de jurados, un magistrado de la Fiscalía General y un secretario judicial. Una de las particularidades de este tribunal es que no ejerce sus competencias de manera permanente, pero funciona por sesiones que tienen lugar cada tres meses. Las sentencias de la Corte Penal no eran susceptibles de apelación hasta la reforma del 2000. Ahora, la apelación se presenta ante la Corte Penal de otro departamento. Sin embargo, la taza de apelación no es alta por el riesgo de agravarse de la pena (si solo condenado apela, la condena no podrá ser peor, pero si el fiscal apela también, la pena puede ser aún más severa).

4.- Juez de Instrucción: depende del tribunal de primera instancia. El juez de instrucción está encargado de realizar la instrucción o avetriguación. Es decir, el trabajo del juez de instrucción es buscar y descubrir los hechos que se han producido, además de las circunstancias y de la persona que los haya podido cometer. De esta manera, una vez realizada la investigación, el Juez competente puede proceder a archivar la causa, formular una acusación, o terminar el proceso penal por sobreseimiento. En el sistema judicial francés, la instrucción en un proceso está a cargo del juez instructor que instruye todas las causas penales de manera objetiva: a cargo o a descargo.

III. JURISDICCIONES MIXTAS

1.- Corte de Apelación, Cour d’Appel: jurisdicción de segunda instancia cuyas competencias se basan en el pronunciamiento sobre los recursos de apelación que hayan sido formulados ante ella contra decisiones tomadas en primera instancia. En otras palabras, cuando una de las partes no está satisfecha con la sentencia dictada, puede impugnar la decisión. Se dice que puede “recurrir” o “apelar” (recourir, interjeter appel). Las Cámaras de lo Civil y de lo Penal de la Cour d’Appel vuelven a examinar todo el expediente de los casos que ya han sido juzgados por un Tribunal de Primera Instancia. La Corte de Apelación está compuesta por jueces llamados “consejeros”, así como por el Ministerio Público, representado por el Fiscal y los tenientes del Fiscal (Procureur et ses substituts). La Corte se divide en varias salas especializadas en función de la naturaleza del litigio.

2.- Corte de Casación, Cour de Cassation se considera la jurisdicción civil y penal más alta del orden judicial francés. Es una jurisdicción única que tiene su sede en París y está compuesta, como la Corte de Apelación, de 6 salas especializadas por materia (3 salas civiles, 1 sala comercial, 1 sala social y 1 sala penal). La Corte de Casación examina únicamente las decisiones que han sido dadas en última instancia por los tribunales de primera instancia y por las cortes de apelación, es decir cuando ya no es posible presentar un recurso de apelación. La particularidad principal de la Corte de Casación reside en que no examina los elementos que componen cada caso, sino que examina si la norma jurídica ha sido correctamente aplicada en el caso. Así, la misión principal de la Corte de Casación es comprobar que las sentencias dictadas por los jueces cumplen con el principio de legalidad. Es decir, los magistrados no vuelven a examinar los hechos sino que dictan el sentido en el que deben aplicarse las normas jurídicads. La jurisdicción suprema interviene previa interposición de un recurso denominado “recurso de casación”, a instancias de un particular o de la Fiscalía (“parquet“). En caso de que la sentencia de la  Corte de Casación resuelva que no se ha acatado el principio de legalidad, el caso se remite a una jurisdicción (Corte de apelación) para que vuelva a juzgarlo. En caso contrario se deniega el recurso.

IV. JURISDICCIONES ADMINISTRATIVAS

1.- Tribunal Administrativo, Tribunal administrative.

2.-Corte Administrativa de Apelación, Cour administrative d´appel.

3.- Consejo de Estado, Le Conseil d’Etat. La particularidad del Consejo de Estado francés estriba en ser a la vez la jurisdicción suprema del orden administrativo y el consejero del Gobierno (para que dé su opinión sobre proyectos de leyes, ordenanzas o decretos). El análisis de los documentos se realiza de manera previa al procedimiento de adopción ante el Consejo de Ministros. Además, el Consejo de Estado, por iniciativa propia o por soloicitud del Gobierno, puede realizar estudios sobre cuestiones de naturaleza jurídica o administrativa. Por otra parte, el Consejo de Estado se desempeña como jurisdicción superior del orden administrativo, resolviendo los litigios entre los particulares y las administraciones.

V. INSTITUCIONES FUERA DE LA CLASIFICACIÓN POR MATERIA

1.- El Consejo Constitucional, Conseil Constitutionnel. Fue instituido por la Constitución de la Quinta República del 4 de octubre de 1958. El Consejo Constitucional no se sitúa en la cúspide de ninguna jerarquía de tribunales judiciales o administrativos. En este sentido, no es un tribunal supremo. El Consejo constitucional se compone de nueve miembros. Se renueva por tercios cada tres años. Los miembros son nombrados de manera respectiva por el Presidente de la República, el Presidente del Congreso de Diputados y el Presidente del Senado. Los ex Presidentes de la República son parte de pleno derecho y con carácter vitalicio del Consejo constitucional con la condición de que no ocupar una función incompatible. El Presidente del Consejo constitucional es nombrado por el Presidente de la República entre sus miembros. El mandato de los consejeros es de nueve años, no renovable. No hay condición ni de edad ni de profesión para ser miembro del Consejo constitucional. La función de consejero es incompatible con las de miembro del gobierno o del Consejo Económico y Social, y también con cualquier mandato electoral. Además los miembros se someten a las mismas incompatibilidades profesionales que los parlamentarios. El Consejo constitucional celebra sesiones plenarias y el quórum mínimo para sesionar es de siete jueces. En caso de empate, el voto del presidente prevalece. No hay opinión disidente posible. Los debates en período de sesiones y en pleno así como los votos no son ni públicos ni publicados. El texto integral de las sentencias se encuentra publicado en varios medios (página de Internet, revista del Consejo, etc.). El procedimiento es escrito y contradictorio. Sin embargo, desde una decisión adoptada por el Consejo del 28 de junio de 1995, en materia de contencioso electoral, las partes pueden solicitar ser oídas. El Consejo constitucional tiene autonomía presupuestal. Su competencia es jurisdiccional (compuesta de dos contenciosos distintos: normativo y electoral) y consultiva (por ejemplo, emite dictamen cuando es consultado de manera oficial por el Jefe de Estado sobre la aplicación del artículo 16 constitucional). Las decisiones del Consejo son obligatorias para los poderes públicos y para todas las autoridades administrativas y jurisdiccionales. No son en ningún caso recurribles (sin embargo, en materia electoral, el Consejo constitucional admite el recurso de rectificación por error material).

2.- Tribunal de cuentas, Cour des comptes: órgano supremo fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado y del sector público. El Tribunal de Cuentas existe desde 1807 y de manera general está encargado del control de la legalidad de los actos del gobierno en materia económica. Este tribunal puede exigir responsabilidades directamente a los administradores públicos, con el apoyo de un órgano auxiliar llamado la Corte Disciplinaria (Cour de Discipline Budgétaire et Financière). Cuenta con doscientos magistrados y está subrogado por tribunales regionales de cuentas (Chambres régionales des comptes). Su actividad deriva en la publicación de un informe anual.

3.- Fiscal: Procureur de la République. Corresponde al representante del Ministerio público ante los tribunales y jurisdicciones del sistema judicial francés y asume las funciones de defensor de los intereses públicos, desempeña también el cargo de jefe de la fiscalía. Este funcionario puede ser asistido por un procurador adjunto y por substitutos.

Alejandro Anaya Huertas. Licenciado en Derecho (UNAM); Maestro y Doctor en Administración Pública (INAP). Elabora el Reporte sobre la Magistratura en el Mundo; conduce el programa de televisión “Cine Debate”.

 

Te recomendamos: