No terminamos por asimilar la recién designación de los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) –respecto la cual, por cierto, están pendientes de resolverse las acciones de inconstitucionalidad y el amparo promovido por Participando por México en los que se cuestiona la modificación legal para la ampliación del plazo de cuatro magistrados- y; sin embargo, ya empezamos con un nuevo proceso. Ahora para designar los cargos de magistrados electorales regionales que quedaron vacantes debido a la designación de quienes ahora están en la Sala Superior.

vacia

En efecto, este primero de diciembre la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la convocatoria para cubrir las magistraturas que dejaron vacantes Reyes Rodríguez Mondragón, en la Sala Regional Monterrey; Felipe de la Mata Pizaña, en la Sala Técnica y Especializada; y Mónica Aralí Soto, en la Sala Regionall Guadalajara –lo cuales fueron designados para integrar la Sala Superior. En principio, la designación es únicamente para concluir el periodo para el que originalmente fueron designados quienes dejaron la magistratura. Esto es, la persona que designen en la Sala Regional Monterrey deberá concluir su cargo el 7 de marzo de 2019, en la Sala Especializada el 10 de septiembre de 2020 y en Guadalajara el 7 de marzo de 2022.

El tiempo de duración de los cargos no es muy atractivo, especialmente considerando que el periodo de duración de la magistratura conforme al artículo 99 constitucional es de 9 años. Esto puede generar cierto desinterés por parte de los mejores perfiles de participar en el proceso. Esto fue justo lo que ocurrió en 2015, cuando se llevó a cabo la designación de un nuevo magistrado de la Sala Superior por un periodo menor a dos años, ya que para noviembre de 2016 se llevaría a cabo la renovación total de la Sala e iniciara el escalonamiento planeado. En aquella ocasión, el resultado fue poco alentador: únicamente se inscribieron cinco aspirantes, la SCJN integró una terna, pero Senado nunca realizó la designación, dejando incompleta la integración de la Sala Superior durante el proceso electoral federal de 2015 y los locales de 2016.

En este sentido, vale señalar que no estamos ante el único proceso de designación de magistrados que se lleve a cabo durante los siguientes meses. El 10 de septiembre de 2017 concluye el periodo para el que fue designado el actual magistrado presidente de la Sala Especializada y en ese mismo mes deben entrar en funcionamiento dos nuevas Salas Regionales,1 por lo que en futuros procesos se estarán designando a siete nuevos magistrados.

La experiencia ha demostrado que todo puede pasar. En principio, siguiendo los argumentos que utilizaron los senadores para ampliar el plazo de duración del cargo de cuatro de los actuales magistrados de la Sala Superior, en este proceso de designación que inicia sería justificado ampliar los plazos también o, como ya ha ocurrido, es posible que en futuros procesos de designación de facto se amplié su periodo a 9 años, como fue el caso de José Alejandro Luna Ramos quien originalmente debía ocupar el cargo un año a efecto de concluir el periodo de José Luis de la Peza, pero que al final permaneció en el cargo 10 años.

Algo que también puede ocurrir, es que este proceso de designación quede inconcluso, como ya ha pasado en otras ocasiones. Este supuesto es interesante para quienes de manera temporal ocupan las magistraturas vacantes en las Salas Monterrey, Guadalajara y Especializada. Al respecto, la Ley Orgánica del Poder Judicial, en su artículo 194, señala lo siguientes: “…la ausencia de un magistrado de Sala Regional que no exceda de treinta días, será cubierta por el secretario general o, en su caso, por el secretario con mayor antigüedad de la Sala respectiva”. Si excede ese plazo también se cubrirá de la misma manera, sólo que en ese caso es la Sala Superior quien deberá aprobar a la persona que cubra la ausencia. Por lo que en caso de que el Senado opte por dejar inconcluso el proceso de designación serán estas personas quienes funjan como magistrados.

Más allá de los plazos y el destino que siga este proceso de designación, vale la pena señalar que la convocatoria emitida por la SCJN sigue el mismo proceso que se llevó a cabo para seleccionar las ternas de aspirantes a integrar la Sala Superior. La experiencia, en este sentido, permite concluir que el mecanismo de depurar la lista de aspirantes e integrar las ternas que serán enviadas al Senado de la República es poco transparente y bastante subjetivo; a pesar de las críticas que se han hecho, no se adoptan medidas que permitan conocer los criterios o parámetros que siguen los ministros para seleccionar a quienes integraran las ternas que se enviarán al Senado. De la misma manera, normalmente no se establecen fechas ciertas para cada etapa que se llevará a cabo, por lo que en esta ocasión una vez más sólo tenemos certeza que del seis al doce de diciembre se recibirán las solicitudes y documentación de los interesados.

Por tanto, sin muchas novedades tendremos otro proceso de designación magistrados electorales, el cual a pesar de que en principio puede parecer poco atractivo, no debemos menospreciarlo. Quien llegue a cualquiera de las Salas le tocará resolver los conflictos derivados de los múltiples procesos federales y locales que se llevarán a cabo en 2018, además de las elecciones locales de 2017, en las cuales Coahuila pertenece a la jurisdicción de la Sala Monterrey y Nayarit a la de Guadalajara. En el caso de la Sala Especializada no será menor la resolución de los procedimientos especiales sancionadores que se originen por el proceso electoral de 2018, muchos de los cuales tendrán que ver con campañas anticipadas, radio y televisión y propaganda gubernamental, entre otros. Por ello, vale insistir en que la opinión pública debe de seguir de manera puntual este proceso de designación. La suerte de no pocos conflictos políticos dependerá de estas designaciones de magistrados electorales.

Arturo Espinosa S. Abogado especialista en temas electorales y director de Strategia Electoral (@aesupd).


1 El régimen transitorio del decreto de reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación de 23 de mayo de 2014, contempla que en septiembre de 2017 entren en funcionamiento dos nuevas Salas Regionales del TEPJF.

Te recomendamos: