El objetivo del libro que anunciamos “La Suprema Corte y el matrimonio igualitario en México” publicado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (2017), es reflexionar sobre la línea jurisprudencial de la Suprema Corte mexicana sobre el matrimonio igualitario, particularmente, teniendo en cuenta el papel que ha tomado a partir de las reformas constitucionales en las materias de amparo y derechos humanos de 2011.

libro

El alcance de la regulación del matrimonio ha sido y sigue siendo uno de los temas más controvertidos del derecho civil de las Américas desde finales del siglo XIX y hasta nuestros días. La determinación de la autoridad competente para celebrarlo y administrarlo –religiosa o civil –, la posibilidad de disolverlo – y de contraer nuevas nupcias – y su extensión a parejas de un mismo sexo han sido los ejes que dominaron el debate jurídico en muchos países de nuestra región, a los que se suman temas relacionados como la adopción por parte de esas parejas o el reconocimiento de vínculos filiales pluriparentales. Una de las primeras conquistas logradas por los estados laicos frente a la autoridad de las iglesias en varios países de las Américas consistió en desplazar a estas últimas del ejercicio exclusivo y excluyente del poder de regular y administrar el acto matrimonial.

En los últimos años, algunos Estados, como por ejemplo el argentino, han modificado su normativa estableciendo que la unión matrimonial sería entre dos personas, habilitando a contraer matrimonio a parejas de un mismo sexo. En otros casos, como el de México, el debate se ha dado – y ha avanzado – principalmente en los tribunales, siendo incluso la propia Suprema Corte la que se pronunciara sobre la constitucionalidad del requisito que impide que dos varones o dos mujeres se unan bajo las normas que rigen el matrimonio civil.

La prohibición de que dos personas de un mismo sexo contrajeran matrimonio ha sido debatida por los juristas, atacada por los activistas de derechos humanos y desafiada constitucionalmente en los tribunales por aquellos que padecieron – y continúan padeciendo – las consecuencias de esa normativa por contradecir valores compartidos por todas las constituciones de las democracias liberales modernas. Como muestran los autores y autoras de los ensayos presentados en el libro, son fundamentalmente dos de los argumentos que socavan la validez constitucional de aquella prohibición estatal. El primero de ellos gira en torno al principio de autonomía y el segundo se refiere al principio de igualdad. Estos dos valores no son excluyentes. Todo lo contrario. El principio de igualdad supone la autonomía y el de autonomía asume que todos somos igualmente autónomos. Sin embargo, como veremos en este libro, iluminar con intensidad sólo uno de esos valores, puede oscurecer y cegar nuestra capacidad de percibir la afectación de la igualdad, sobre todo cuando es comprendida más allá de la exigencia de tratos no arbitrarios.1

En este libro, once agudos expertos con vasta experiencia académica, profesional y judicial analizan diferentes aspectos del debate jurídico y jurisprudencial sobre el matrimonio entre personas de un mismo sexo en México, explorando no solo distintos argumentos tendientes a demostrar la inconstitucionalidad de las prohibiciones estatales que hacen esa unión imposible, sino también el modo en que los poderes del Estado han respondido a los reclamos de derechos y al rol que ha jugado la sociedad civil en empujar los límites de la interpretación constitucional. Asimismo, la obra cuenta con un prefacio del Ministro Arturo Zaldívar, uno de los principales impulsores y defensor de esta línea jurisprudencial.

Roberto Saba. Profesor de derecho constitucional y de derechos humanos en las facultades de derecho de Buenos Aires y Palermo.

Aquí el resto del libro, coordinado por Micaela Alterio y Roberto Niembro.


1 Extractos de la introducción de Roberto Saba “Matrimonio, autonomía e igualdad”.