Preámbulo

Hemos llegado a la última etapa del proceso electoral: la declaración y validez de las elecciones. Los órganos electorales y, en especial, los jurisdiccionales ya resolvieron todas y cada una de las impugnaciones que fueron interpuestas durante el proceso. Esto ha sido posible gracias al sistema de medios de impugnación, por el cual los candidatos y los partidos políticos pueden promover acciones con el fin de solucionar cualquier petición relacionada con los cómputos, las declaraciones de validez, o el reparto de curules o escaños vía representación proporcional (R.P.).

En otra ocasión dejé en claro que los candidatos independientes pueden llegar a ocupar cargos de elección popular vía representación proporcional, tal como fue determinado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en diferentes ejecutorias.1 Es decir, aun y cuando existe una prohibición legal relativa a que un candidato no pueda acceder a algún cargo de R.P., el TEPJF ha privilegiado el sufragio popular. Es debido a esto que, en la integración de órganos colegiados, los candidatos independientes han podido llegar a ocupar algún cargo.

Planteamiento del problema y precedentes aplicables

Entonces, si los candidatos independientes han podido integrarse en órganos a través de la  R.P. ¿Qué le faltó a Pedro Kumamoto para llegar al Senado? Primeramente, si bien se ha construido una línea jurisprudencial a favor de los candidatos independientes, para lo que respecta a los senadores era la primera vez que algún candidato independiente competía por dicho cargo. El problema de esto fue que el que el TEPJF no contaba con jurisprudencia o precedentes respecto de ellos. Sin embargo, la Sala Superior del TEPJF ya ha considerado que la exclusión de candidaturas independientes en la asignación de regidurías de R.P. carece de razonabilidad. Eso se debe, entre otras cosas, a que el voto de los ciudadanos emitidos a favor de un partido político tendría más valor que uno emitido para los candidatos independientes, por lo cual, dicha prohibición carece de un fin legítimo constitucionalmente relevante.2

De manera similar, el TEPJF ha interpretado que si las personas que aspiran a un cargo de elección popular carecen de posibilidades reales de obtenerlo, se estarían produciendo tres violaciones de gran trascendencia para el orden constitucional:

(i) En primer lugar se estaría vulnerando su derecho a ser votadas;
(ii) En segundo lugar se estaría afectando el derecho de la ciudadanía a elegir una opción política distinta a la ofrecida por el esquema tradicional de los partidos políticos. Esto sería una trasgresión a la dimensión colectiva del derecho de acceder a cargos de elección popular; y
(iii) En tercer lugar, se estaría vaciando de contenido un derecho constitucional al limitarlo de tal forma que terminaría por hacerse nugatorio.3

Por lo que, si la línea jurisprudencial —incluso en los precedentes recientes—4 mostrara una apertura, ¿habrían podido los candidatos a senadores, y en particular Pedro Kumamoto, haber aspirado a un escaño vía representación proporcional? Para poder contestar lo anterior, no hay que perder de vista que una de las finalidades del sistema de R.P. es que, en la medida de lo posible, todas las fuerzas políticas estén representadas de acuerdo con su fuerza electoral en las urnas. En esos términos, en caso de una impugnación, y de la diversa línea jurisprudencial, ¿el TEPJF hubiese podido darle la razón a Pedro y representar los 761,8125 de votos a su favor? Posiblemente, ya que los partidos compiten a nivel nacional para las votaciones, y un candidato independiente solamente compite con una votación estatal, lo cual es el génesis material del problema.

Análisis del problema a futuro y posible solución

Si alguna vez las normas relativas a los candidatos independientes pudieron interpretarse, e incluso ser inaplicables para que estos ingresaran al reparto de cargos de elección popular vía R.P. en ayuntamientos,6 entonces, es posible y congruente que también se interpreten las normas para que éstos puedan integrarse a los órganos a través de la R.P. en diferentes magnitudes, tales como la de senadores o diputados federales. De esta manera, la prohibición al acceso a la R.P. pudo ser interpretada a la luz de normas constitucionales y declarada inconstitucional. Esto fue lo que abonó a las finalidades altamente reconocidas en diversos precedentes por el TEPJF: la proporcionalidad y el pluralismo político.7

Tal como establece el antiguo proverbio hermético del Kybalion: Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba.” Este proverbio implica que los principios y jurisprudencias aplicadas a los candidatos independientes en regidurías pudieron ser aplicadas a las senadurías, debido a que ambos son órganos colegiados electos por los principios de mayoría relativa y representación proporcional.

De cualquier manera, estas elecciones quedarán como experiencia para que se promueva una reforma a fin de que se hagan partícipes a los candidatos independientes en R.P. Esto lograría hacer contar esos votos que, como los de Pedro Kumamoto, no fueron, ni estarán, representados en el Congreso. Lo que esto generaría sería una pluralidad de opciones políticas que movilizarían la agenda política, al tiempo que crearía redes sociales capaces de coadyuvar a que la ciudadanía se involucrase de mayor y mejor manera con los procesos e iniciativas legislativas.

Fue una lástima que esto no sucediera así. De haber pasado, hubiésemos tenido un precedente para el caso de senadores en cuanto a las elecciones vía R.P., el cual hubiese abonado bastante para las interpretaciones constitucionales. O, en el mejor de los casos, habríamos podido esperar una reforma a la ley para su inclusión. Pero ni hablar, de cualquier modo veremos qué pasa dentro de seis años.

Raúl Espinoza Gutiérrez. Maestro en derecho por la UNAM, e investigador por la Universidad de Castilla La Mancha, España. Twitter: @RaulEspinozaG33


1 Raúl Espinoza Gutitérrez, “Candidatos Independientes al congreso, ¿por representación proporcional?El juego de la Suprema Corte.

2 Véase la SUP-REC-814/2016.

3 Véase el SUP-REC-564/2015 y acumulados.

4 Véase el SUP-REC-912/2018.

5 Instituo Nacional Electoral, “Senadurías- Distrito por entidad”, Instituto Nacional Electoral.

6 Jurisprudencia 4/2016 CANDIDATURAS INDEPENDIENTES. LAS RELACIONADAS CON LA INTEGRACIÓN DE AYUNTAMIENTOS, TIENEN DERECHO A QUE SE LES ASIGNEN REGIDURÍAS POR EL PRINCIPIO DE REPRESENTACIÓN PROPORCIONAL.

7 Véase el SUP-JDC-567/2017.