La semana pasada la Sala Superior del Tribunal Electoral ordenó el recuento total de votos para la elección a la gubernatura en Puebla. Se trata de una decisión importante que surge a partir del cúmulo de errores e inconsistencias cometidos por el propio Instituto Electoral de Puebla, responsable de organizar la elección local.

El nuevo escrutinio y cómputo de votos empezará este martes 25 de septiembre en la Ciudad de México debido al retraso que tuvieron las autoridades electorales en el almacenamiento de los paquetes electorales.1 Paradójicamente, el domicilio en el que tendrá lugar el recuento de votos se ubica en la demarcación Coyoacán, cuya elección a la Alcaldía fue anulada hace unos días por la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral.

En todo caso, la problemática electoral poblana no termina con el conteo total de votos. Una vez que se verifiquen los datos correctos de la votación y se asienten en las actas correspondientes, el Tribunal Electoral del estado de Puebla tendrá que resolver los medios de impugnación que en su momento se presentaron en contra de los resultados de la elección.

¿Cuáles fueron los errores o inconsistencias del Instituto Electoral Local?

El Consejo General del Instituto Electoral Local elige en enero del año de la elección a quienes integrarán los Consejos Distritales, que entre otras funciones, deben efectuar el cómputo de la elección a la gubernatura en su distrito y remitir esos datos al Consejo General.2

De acuerdo con los medios de impugnación que presentó el partido MORENA ante el Tribunal Electoral de Puebla, durante las sesiones de cómputo distritales advirtieron un comportamiento atípico en los resultados de la votación que arrojaba importantes diferencias entre los resultados asentados en las actas de escrutinio y cómputo de las casillas y los obtenidos en las diligencias de recuento. Al revisar el caso, la Sala Superior del Tribunal Electoral determinó que el trabajo llevado a cabo por el Instituto Electoral a través de sus Consejos Distritales generó una falta de certeza generalizada en los resultados de la elección por tres razones:

1. Al menos en la mitad de los 26 distritos del estado existen datos contradictorios porque el número de paquetes electorales que supuestamente fueron objeto de recuento, no coincide con los que se recontaron.
2. En otros 11 distritos, no se especifican las casillas que se computaron o bien, si se mencionan, no vienen los resultados de la votación
3. Finalmente, en 2 distritos más se debe llevar a cabo el recuento porque la diferencia entre el primer y segundo lugar fue menor a un punto porcentual.

Aunado a lo anterior, en los distritos electorales 05 y 12, el Tribunal Electoral Local todavía no había resuelto si procedía el recuento de votos.

De ahí que ante el cúmulo de irregularidades detectadas, la Sala Superior haya determinado revocar todas las sentencias del Tribunal Electoral de Puebla que se ocuparon del recuento de votos, ya que la autoridad local omitió analizar las irregularidades contenidas en las actas de cómputo distrital de la elección para la gubernatura del estado.

En este caso, aun cuando en la legislación local no existe una hipótesis legal de recuento de votos por errores graves de la propia autoridad electoral; la Sala Superior determinó que ante la falta de certeza generalizada en los resultados de la elección sí procedía el recuento total de votos.

¿Por qué subsiste un problema de legalidad en la elección?

Después de la elección del primero de julio, se presentaron diversos medios de impugnación en los que se demandó esencialmente la nulidad de la votación en diversas casillas y de la propia elección.

En materia electoral, la declaración de nulidad deja sin efectos la votación recibida en una casilla o en toda una elección cuando se compruebe la existencia de irregularidades que sean de tal gravedad que no sea posible sostener la validez de los resultados electorales.

Las irregularidades o causales de nulidad por las que se puede anular la votación no solamente se pueden dar el día de la jornada electoral, sino también en la etapa de preparación de la elección, resultados y declaraciones de validez de las elecciones. En este caso, el partido MORENA como parte de sus demandas de nulidad solicitó un recuento total de votos. Ese tipo de peticiones deben de resolverse antes de entrar al análisis de las nulidades alegadas (resoluciones interlocutorias), ya que de ser procedente el recuento, algunas de las causales de nulidad podrían quedar sin efecto, como por ejemplo la relativa al error o dolo en la computación de los votos.

No obstante, el hecho de que se lleve a cabo un recuento total de votos, no deja sin efectos todas las causales de nulidad; que de ser acreditadas, pueden dejar sin efectos la votación recibida en algunas casillas o incluso en la propia elección a la gubernatura del estado.

Por ejemplo, la norma local establece como causal de nulidad de casilla el que se instale en un lugar distinto al señalado por el Consejo Distrital sin causa justificada o bien que se haya ejercido violencia física o presión sobre los miembros de la mesa directiva de casilla o sobre los electores, siempre que ello haya sido determinante para el resultado de la elección.3

Asimismo el Código Electoral local dispone que una elección será nula, entre otros supuestos, si se declara la nulidad en por lo menos el veinte por ciento de los distritos del estado o cuando se hayan cometido en forma generalizada violaciones substanciales en la jornada electoral o si se reciben recursos de procedencia ilícita.4

En razón de lo anterior, los resultados del cómputo de votos en sede jurisdiccional (el recuento lo realizan las Salas Regionales Ciudad de México y Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) deberán ser remitidos al Tribunal Electoral del estado de Puebla para que resuelva sobre las nulidades que originalmente le fueron planteadas.

El Tribunal Electoral Local tiene hasta el diez de octubre para dictar sentencia respecto de la nulidad de la elección de la gubernatura del estado, y previsiblemente su determinación volverá a ser impugnada ante la Sala Superior del Tribunal Electoral.5

¿Hacia a dónde vamos?

El caso de la elección a la gubernatura de puebla está lejos de terminar. Sin embargo, el hecho de que se tenga que llevar a cabo un recuento total de votos debido a las inconsistencias e irregularidades cometidas por la propia autoridad electoral local, alimenta sin duda alguna la narrativa política para una nueva reforma electoral.6

Cabe recordar que a partir de una justificación muy similar, en 2014 se llevó a cabo una gran reforma constitucional y legal que, entre otras cosas, redistribuyó el sistema de competencias entre las autoridades electorales, y concentró gran parte de las atribuciones en el entonces nuevo Instituto Nacional Electoral. Entre esas nuevas competencias, al INE le corresponde, después de un largo proceso de selección, el elegir a las y los Consejeros Estatales que integrarán los Organismos Públicos Locales “OPLES” de las entidades federativas.

La idea detrás de todo ello era el evitar la “injerencia” de los poderes estatales en la conformación de los Institutos Electorales Estatales ahora OPLES, y uniformar los estándares en la organización de las elecciones.7

Actualmente con una nueva integración del Congreso y en vísperas de que entren en funciones las administraciones de diversos gobiernos estatales y federal, respectivamente; la lectura de la problemática electoral puede ser diferente a la de hace algunos años.

Francisco Zorrilla. Maestro en derecho por la Universidad Rheinische Friedrich-Wilhelms en Bonn, Alemania, especialista en derecho constitucional por la UNAM y licenciado en derecho por el ITAM. En su ejercicio profesional ha trabajado como abogado en diversos despachos, en el entonces Instituto Federal Electoral y en el Instituto Electoral del Distrito Federal. Actualmente se desempeña como Secretario de Estudio y Cuenta del Tribunal Electoral del Distrito Federal. Twitter: @pacozorrilla


1 Ver “Posponen para este martes el inicio del conteo total de paquetes electorales de Puebla”, Proceso.

2 Artículos 114, 115, 116, 117 y 118 fracción IX del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla.

3 Artículo 377 fracciones I y VI del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla.

4 Artículos 378 fracciones I y V y 378 BIS fracción III del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla.

5 Artículo 373 fracción III inciso a) del Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla.

6Van por reforma a los Oples”, El Heraldo de México.

7 Ver “Ya viene el 2018… pero, ¿cómo está funcionando nuestro sistema electoral?”, El juego de la Suprema Corte, Nexos.