El viernes pasado, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió parcialmente la disputa partidaria en el partido MORENA por la candidatura a la gubernatura del estado de Puebla.

El conflicto legal no se ha resuelto en definitiva porque el TEPJF Electoral le dio 48 horas al partido para que emita una nueva determinación que justifique adecuadamente las razones por las que nombró su candidatura a la gubernatura de Puebla. Lo cual cumplió Morena en tiempo y forma. En efecto, el pasado 14 de abril, el consejo local del INE en Puebla aprobó el acuerdo por el que se ratifica la candidatura de de Miguel Barbosa a la gubernatura de Puebla. No obstante, vale subrayar que este nuevo acto puede ser nuevamente impugnado.

Ilustración: Gonzalo Tassier

Problemas con la encuesta

Alejandro Armenta Mier se inconformó ante la Sala Superior del TEPJF por la determinación de la Comisión Nacional de Elecciones respecto de la designación a favor de Miguel Barbosa Huerta como candidato a gobernador de Morena por Puebla. Sin embargo, ese medio de impugnación fue reencauzado por la Sala Superior al partido, para que primero fuera resuelto por los órganos internos de justicia partidarios.

El 29 de marzo, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido confirmó la elección del candidato de Morena a gobernador del estado de Puebla; en respuesta, Armenta Mier nuevamente controvirtió esa determinación ante la Sala Superior.

Decisión de la Sala Superior

La Sala Superior determinó revocar la decisión de la Comisión de Justicia del partido porque no resolvió en esencia lo que Armenta impugnó y, contrario a ello, le revirtió la carga de la prueba. Ello porque no le correspondía a Armenta aportar elementos que evidenciaran que los resultados de la encuesta le favorecían, sino más bien, los órganos partidistas debieron evidenciar la legalidad de su determinación.

Por esa razón, la Sala Superior determinó analizar directamente los motivos de inconformidad de Armenta que fueron hechos valer ante la Comisión de Justicia del Partido. De ahí que haya considerado como fundado el agravio relativo a la falta de fundamentación y motivación, respecto de los resultados de la encuesta, ya que el Comité Ejecutivo Nacional de MORENA no precisó las razones ni los motivos que llevaron a concluir que Barbosa fue el candidato ganador de la encuesta.

Diferencias respecto de los efectos

Paradójicamente la votación de este asunto quedó empatada 3-3 y se definió con el voto de calidad del presidente de la Sala Superior. Lo extraño de la votación radica en que si se lee la sentencia y el voto particular de los magistrados disidentes, hay unanimidad respecto de la opacidad de la encuesta y en las deficiencias del partido para fundar y motivar su determinación respecto del candidato a la gubernatura de Puebla. Las diferencias están, más bien, en los efectos de la sentencia.

El voto mayoritario revoca tanto la determinación de la Comisión de Justicia como el dictamen del Comité Ejecutivo Nacional y ordena que en las 48 horas siguientes a la notificación de la sentencia, se emita un nuevo dictamen debidamente fundado y motivado en el que se exponga las razones por las que se pondere la encuesta y otros elementos, a fin de designar la candidatura a la gubernatura de Puebla. En cambio, el voto disidente considera que se debe reponer todo el procedimiento desde el diseño de la encuesta, porque de los documentos que obran en el expediente aportados por el partido, no existen bases de datos que soporten los resultados y el proceso interno no genera certeza sobre su legalidad.

En todo caso, el asunto parece no haber concluido en su totalidad, ya que la nueva determinación de Comité Ejecutivo Nacional de MORENA puede controvertirse nuevamente. Ello fundamentalmente porque, en un primer momento, de acuerdo con lo razonado por el TEPJF, los participantes en el proceso de selección no fueron informados cabalmente sobre los criterios y motivaciones para adoptar esta decisión. Es decir, en breve, que MORENA haya emitido un nuevo acto explicando su decisión de selección de candidato a gobernador de Puebla no quiere decir que esta necesariamente en esta ocasión si se haya apegado a derecho.

Francisco Zorrilla. Maestro en derecho por la Universidad Rheinische Friedrich-Wilhelms en Bonn, Alemania, especialista en derecho constitucional por la UNAM y licenciado en derecho por el ITAM. En su ejercicio profesional ha trabajado como abogado en diversos despachos, en el entonces Instituto Federal Electoral y en el Instituto Electoral del Distrito Federal. Actualmente se desempeña como Secretario de Estudio y Cuenta del Tribunal Electoral del Distrito Federal. Twitter: @pacozorrilla