El control del Senado por parte del PRI-PVEM deja un margen considerable de negociación por la veintena de votos faltantes para la ratificación de un ministro. No podemos sino esperar que, como en el pasado nombramiento, vuelvan a votar juntos el grupo PRI-PVEM-PAN para ratificar a los dos nuevos ministros de la Suprema Corte. El resultado esperado es exactamente el mismo: jueces cercanos al punto ideal del presidente (y su partido) en una coalición conservadora para mover la mediana de la Corte. El juego institucional arroja este resultado, no podemos pedirle peras al olmo.

Leer completo

En general, considero que las ternas enviadas por el Ejecutivo federal son una nota positiva sólo en la medida en que con ellas se evitó un escenario francamente desolador. La Corte hubiera sufrido un daño –tal vez irreversible– si se hubiera impuesto la lógica de las cuotas (partidistas) y los cuates (del presidente). No obstante, sería difícil afirmar que lo anterior constituye un avance hacia la consolidación de nuestra Suprema Corte.

Leer completo
Leer completo

El CIDE, junto con 17 instituciones desarrolló, por encomienda del presidente Enrique Peña Nieto, un ejercicio plural de consulta en materia de justicia cotidiana que tuvo como propósito fortalecer al Estado de derecho mediante incentivos institucionales para hacer efectivos los derechos de las personas y resolver, de manera pacífica y ordenada, los conflictos propios de la vida democrática.

Leer completo
Leer completo