enero 29, 2013

Administración del tiempo para abogados

“…y si la Corte no decide hoy,

 por física falta de tiempo…”

Diario colombiano El Tiempo,

2 de febrero de 2010

Para los juristas, el Espacio-Tiempo también es curvo.

“El día de hoy, es el mañana de ayer”, es una frase que suele escucharse en las conversaciones “de ascensor” en diversos inmuebles que albergan a juzgados y tribunales.

Fue, precisamente en uno de esos ascensores, donde fuimos testigos de una amarga disputa entre dos hermanos gemelos, que no se ponían de acuerdo sobre quién de ellos se veía “más viejo”, si el que litigaba, o el que se dedicaba a la academia. Uno de ellos (llamémosle “Caín”), acotó que aunque técnicamente habían nacido al mismo tiempo, existía la posibilidad física de que no envejecieran simultáneamente. Para acreditar su argumento, recordó que uno de los efectos de la Teoría Especial de la Relatividad consiste en que el tiempo se dilata a velocidades cercanas a la de la luz, e ilustró a los pasajeros del ascensor —que contra toda voluntad estábamos allí— con el siguiente ejemplo: imaginemos a dos hermanos gemelos, uno de ellos (Abel) se encuentra en el Polo Norte y el otro (Caín) se encuentra en el Ecuador. Caín gira a mayor velocidad en el Ecuador que Abel en el Polo, en consecuencia, el reloj de Caín se retrasará y envejecerá más lentamente que Caín. Caín también dijo que sobre este peculiar efecto, H. J. Hay llevó a cabo un experimento: imaginó a la Tierra aplastada como un plato, de tal modo que el Polo Norte se encontrase en el centro y el Ecuador rodeando el borde externo. Colocó un reloj radiactivo en la periferia y otro en el centro del plato y dejó que este girase. Los relojes medían el tiempo estadísticamente, contando el número de átomos radiactivos que decaían. Se observó que el reloj de la periferia del plato de Hay registraba más lentamente el tiempo que el reloj en el centro. Consecuentemente, en todo disco fonográfico que está girando, el centro de este envejece más que el borde exterior en cada vuelta que da.

La acotación final puesta a consideración de los pasajeros para entender la Teoría de la Relatividad fue la siguiente:La duración de un minuto depende de qué lado de la puerta del baño se encuentra uno”. Cuando todo parecía indicar que Caín y Abel llegarían a los puños, tuvimos que abandonar el ascensor, con un deseo ferviente de que el Espacio-Tiempo se curvara sobre ellos.

El tiempo es la distancia más larga entre dos lugares

Un tema que suele preocupar a los profesionales del Derecho (y, en general, a casi todo el mundo) es el cómo lograr una correcta utilización del tiempo. Es en el mismo ascensor al que nos referíamos, en donde hemos oído expresiones como: “no tengo tiempo, pero no puedo dejar de twittear”, “necesitaría una sola hora de 63 minutos”, “¿dónde venden los formularios para pedir que nos depositen el tiempo perdido?”, “si reencarnara, leería más engroses”, “mándame en attachment el tiempo que te sobre”, “si volviera a nacer, dedicaría exactamente la misma cantidad de tiempo a hacer antesalas”. etc. 

¿Cómo administrar el tiempo? A continuación, algunas ideas pescadas —también involuntariamente— en esas charlas “de ascensor”:

  • Toda persona ocupada tiene generalmente más cosas para hacer que las que en realidad puede hacer cada día.
  • Trabajar “de golpe” cuatro horas en un paper no es igual a trabajar media hora diaria en el mismo paper durante ocho días.
  • Quien realiza tareas que puede delegar está perdiendo el tiempo.
  • Muchas juntas de trabajo carecen de objetivos claros y sólo representan pérdida de tiempo.
  • Los visitantes inesperados son como Jano. Por una parte, puede dar gusto verles, pero también son cronófagos voraces (no satisfechos con devorar su propio tiempo, saborean impunemente del nuestro).
  • Los telefonazos portan el estigma de la interrupción constante.
  • El tiempo se dilata durante las antesalas.
  • Solo quien tiene una profunda tendencia a la autodestrucción otorga “picaportes”.

Si tiene tiempo, no tendrá dinero. Si tiene dinero, no tendrá tiempo (Ley de Wolter).

Esculpiendo el tiempo del Año en ciernes, o, con mayor propiedad, deconstruyendo la agenda para no caer en el círculo de acreción de un hoyo negro ni ser presa fácil del cronófago, en el amanecer del Año nuevo proliferan las técnicas nuevas y ancestrales para lograr un óptimo manejo del tiempo. Y damos fe de que la herramienta más poderosa sigue siendo el horario. Así de sencillo.

Al respecto, Robert M. Jarvis nos comparte la experiencia del Profesor Quentin T. Pornerantz, de la East Overshoe State Law School Faculty, en torno al manejo de horarios.

Si los profesores de Derecho tuvieran que entregar registros de horario[1]

Se ha requerido a los profesores de la East Overshoe State Law School que, desde enero, llevaran un registro diario de sus actividades profesionales. El 19 de abril, el Profesor Quentin T. Pornerantz presentó el siguiente registro de horario:

10:45 a.m.

Llegué puntualmente a mi oficina. Observé la entrega de nuevo mobiliario para la oficina del profesor Gold por parte del Departamento de Recursos Materiales. Noté que mi escritorio y sillas están en mal estado. Tomé nota mental para hablar con el Profesor Gold sobre mis dudas repentinas con respecto a su solicitud pendiente para su titularidad.

10:45-11:00 a.m.

Escuché los mensajes de correo de voz. Tenía doce de estudiantes preocupados por mi próximo examen. Tomé nota mental para obtener los números de teléfono que no estaban en la lista.

11:00-11:05 a.m.

Recordé que era “Martes de Donas” en la sala de profesores. Fui a la sala de profesores con la intención de llevar una docena (más o menos) a casa, pero descubrí que se las habían comido todas. Tomé nota mental para enviar un correo electrónico a los secretarios de la Facultad recordándoles que las donas son solamente para los profesores.

11:05-11:45 a.m.

Tuve una larga discusión con los profesores Green y Johnson debido a la falta de producción académica de los profesores de la Facultad de Derecho. Me di cuenta de que todos estamos de acuerdo en que la mitad de los profesores está holgazaneando y deberían ser despedidos, y que sus salarios deberían redistribuirse entre la mitad que sí está trabajando. Tuve un desacuerdo enconado sobre cuál mitad es cuál. Comencé a irme, pero me quedé para arbitrar la pelea a puñetazos entre los profesores Green y Johnson. El profesor Johnson iba ganando por puntos hasta que el Profesor Green lo noqueó. Tomé nota mental de dicho suceso para recordar sentarme lo más lejos posible del Profesor Green en futuras reuniones de profesores.

11:45-2:00 p.m.

Fui al Club de la Facultad para el almuerzo. Almorcé con el Profesor Stone de la Escuela de Negocios. Descubrí que estamos de acuerdo en que la mitad de las Facultades de la Universidad están holgazaneando, y que deberían ser despedidos, y que deberían redistribuirse los salarios a la mitad que sí está trabajando. Me peleé a puñetazos con el Profesor Stone por discutir sobre cuál mitad es cuál. Tomé nota mental de que debo evitar comer en el Club de la Facultad durante las próximas semanas.

2:00-2:30 p.m.

Me preparé para la clase mediante la búsqueda del Manual del Profesor. Finalmente recordé que la Compilación de Casos no cuenta con un Manual del Profesor. Tomé nota mental de seleccionar una Compilación de Casos diferente para el próximo curso.

2:30-4:00 p.m.

Impartí la clase de Derecho Penal. El tema (según la Compilación de Casos) fue “Apelaciones”. Analicé con lujo de detalles la apelación en la que estoy trabajando. También hablé sobre el hecho de que si el argumento va mal, las calificaciones de este semestre se retrasarán de 3 a 5 años. Los estudiantes parecían agitados. Tomé nota mental de que no debo hablar de mi vida privada en la clase.

4:00-4:25 p.m.

Fui al Centro Virtual para revisar mi correo electrónico. También revisé los correos de mis colegas. Noté que la Profesora Visitante Stanza recibe muchos catálogos interesantes de lencería. Tomé nota mental para invitarla a tomar una copa.

4:25-4:45 p.m.

Al leer mi correo, hallé una invitación para ser el orador principal en un Simposio sobre mi área de especialidad. La Conferencia se celebrará del próximo 17 al 20 de febrero en Islandia. Todos los gastos serán pagados por el patrocinador. También recibí una carta anunciando que Barra de Abogados de Honolulu estará llevando a cabo el Programa CLE, Desarrollos Recientes en la Cultura Jurídica Nativa Hawaiana del 17 al 20 de febrero. El costo para que pueda asistir es de alrededor de US$14,000.00. Tomé nota mental de que debo hablar con el Gerente administrativo de la Facultad de Derecho sobre mi interés, recientemente adquirido sobre la Ley de Cultura Nativa Hawaiana.

4:45-5:15 p.m.

Continué leyendo mi correo. Vi que había llegado una nueva edición de la Eleemosynary Law Review (la revista top en mi área de especialidad). Cuidadosamente chequeé todas las notas al pie de todos los artículos para ver si mi libro había sido citado. Tomé nota mental de que debo cancelar mi suscripción a ELR en virtud de su reciente declive en sus estándares de investigación.

5:15-6:00 pm.

Me reuní con el Director para tomar algo en el bebedero local. Le sugerí que se redujera la carga de mi clase a la luz de mi inusual productividad durante el año pasado. El Director me sugirió que a la luz de mis inusuales inclinaciones durante el año pasado, más bien, se redujera mi sueldo. Decidimos desestimar mi oferta. Tomé nota mental de que debo checar con otros miembros de la Facultad si están de acuerdo en que el Director parece estar inusualmente hostil en estos días.

6:00-8:00 p.m.

Asistí a la Recepción de ex-alumnos de la Facultad de Derecho. Probé varios tragos que me invitaron en el bar. Les expliqué (con un poco de incoherencia) a mis ex alumnos y a los actuales mi defensa unitaria sobre su derecho a convocar a los profesores a los debates del mes pasado sobre el proyecto de Código de Ética de la Facultad. Antes de que pudiera terminar, dos camareros bastante grandes me mostraron la salida. Tomé nota mental de que no debo beber en esta clase de eventos en el futuro.

8:00-10:00 p.m.

Regresé a mi oficina. Releí el último borrador de mi artículo Donaciones caritativas en Boston, 1820-1860: Un estudio de caso en los Albores del Altruismo. Me di cuenta de que el artículo es una total tontería. Tomé nota mental  de que debo despedir al asistente de investigación que lo escribió.

10:00-10:30 p.m.

Vi la retransmisión de La Isla de Gilligan en la TV de la Sala de Profesores de la Facultad. Todavía no puedo entender cómo se las ingenió el Profesor para construir una radio con el sombrero de Gilligan y dos cocos, pero no puede sacar a los náufragos de la isla. Tomé nota mental de que debo solicitar mi año sabático para explorar este tema más a fondo.

10:30-10:45 p.m.

Regresé a mi oficina. Leí nuevamente el borrador de mi artículo para la revista jurídica. Seguían siendo tonterías. Decidí cambiarle el título por el de: Deconstrucción del Paradigma de Cambio: Una crítica Post Feminista y Modernista, o / las Spice Girls y su papel en la Sociedad Post-Post-Industrial (con perdón de Hegel). Envié el artículo a la Harvard Law Review. La aceptación parece probable. Tomé nota mental de que no debo despedir al asistente de investigación.

10:45-11:00 p.m.

Terminé de leer el periódico que comencé en el desayuno. Noté que los Yankees de Nueva York han contratado por 22 millones de dólares a un bateador con un promedio de bateo de .177. Dejé la Facultad de Derecho para buscar todas las tiendas nocturnas de artículos deportivos. Tomé nota mental de que debo preguntarle al vendedor la ubicación de la jaula de bateo nocturna más cercana.

Total de Horas Trabajadas: 13 (incluye el tiempo empleado en evadir a estudiantes furiosos en el estacionamiento).

Alejandro Anaya Huertas. Licenciado en Derecho (UNAM); maestro y candidato a doctor en Administración Pública (INAP). Elabora el Reporte sobre la Magistratura en el Mundo.

[1] Traducción de Adriana Santana. Título original: “If Law Professors Had tu Turn in Time Sheets”, en Jarvis, Robert M., Baker, Thomas E., McClurg, Andrew J., (comp.), Amicus Humoriae. An Anthology of Legal Humor, Carolina Academic Press, 2003, pp. 43-46.

Te recomendamos:

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>