Tras la reforma constitucional que transformó al Distrito Federal en ciudad de México, vino la elección de los integrantes de la Asamblea Constituyente, su instalación y la aprobación del nuevo texto constitucional para ciudad de México (CDMX), como  consecuencia se presentaron acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales por parte de los partidos políticos MORENA y Nueva Alianza, de la Procuraduría General de la República (PGR), de la presidencia de la República y hasta del Tribunal Superior de Justicia de CDMX. De los impugnantes únicamente los partidos políticos y la PGR cuestionaron las normas de carácter electoral.

constitucion

De esta forma, el próximo 14 de agosto los ministros que integran el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutirán y votarán el proyecto propuesto por el Ministro Javier Laynez Potisek, en donde se da respuesta a los conceptos de invalidez planteados por los impugnantes en contra de diversos preceptos relativos al contenido electoral de la Constitución de CDMX.

¿Por qué empezar con la parte electoral? Simplemente porque el tiempo apremia. El proceso electoral local para elegir Jefatura de Gobierno, Asamblea Legislativa y a quienes integrarán las nuevas alcaldías (hasta ahora delegaciones), iniciará la primera semana de octubre. Por lo que, a efecto de generar certeza en los comicios que vienen, es necesario que la SCJN se pronuncie sobre la constitucionalidad o no de las disposiciones electorales, pues incluso la Asamblea legislativa ya emitió la legislación secundaria, la cual también ha sido controvertida ante la propia SCJN por vicios de constitucionalidad.

Antes de abordar las posibles inconstitucionalidades que plantea el proyecto, vale la pena señalar que comparecieron de una u otra forma dentro de la sustanciación de las impugnaciones: el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral de ciudad de México presentando informes sobre el inicio del proceso electoral. Además, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al emitir la opinión que legalmente corresponde y, en defensa del texto constitucional local, el Jefe de Gobierno, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. La comparecencia de la Constituyente es relevante pues fue uno de los aspectos controvertidos: si se le debía llamar a que defendiera la Constitución creada o no, ello en virtud de que formalmente había concluido sus funciones.

El proyecto del ministro Laynez plantea la inconstitucionalidad de diferentes disposiciones de la Constitución de ciudad de México.

Precepto cuya inconstitucionalidad se propone

Tema que regula

29, apartado A,numeral 2

Integración del Congreso de la CDMX y representación proporcional

29, apartado B, numeral 1

29, apartado B, numeral 2, inciso a).

27, aparado D, numeral 2.

Causales de nulidad

53, apartado A, numeral 3.

Representación proporcional para integrar las alcaldías

29, apartado B, numeral 3.

Reelección

 

Abundando sobre cada uno de estos planteamientos, referiré lo que se señala en el proyecto y haré algunos comentarios que consideró podrán ser objeto de discusión y análisis.

1. La integración del Congreso de ciudad de México (MORENA). En este tema, los alegatos se centraron en la conformación del Congreso local en igualdad entre los principios de elección; es decir, 33 por mayoría relativa e igual número por representación proporcional. Asimismo, por el máximo de escaños a los que puede acceder un partido político en el Congreso de ciudad de México, el cual es de 40.

Al respecto, el proyecto plantea la inconstitucionalidad de lo previsto en el artículo 29, apartado A, numeral 2, pues como lo ha señalado la propia SCJN en múltiples precedentes, la Constitución federal prevé para las entidades federativas un sistema electoral mixto con preponderancia mayoritaria; es decir, el legislativo se elige tanto por el principio de mayoría relativa como el de representación proporcional. Sin embargo, la proporción mayoritaria debe ser electa mediante mayoría relativa, tal como ocurre a nivel federal y en todas las entidades federativas, esto por la relación directa que existe entre candidatura y electorado.

En igual valoración, la propuesta del ministro Laynez considera que lo relativo al máximo de escaños a los que puede acceder un partido político en el Congreso de ciudad de México (40), también es contrario a las bases constitucionales establecidas en el artículo 122 que rigen —entre otras cosas— el principio de representación proporcional, pues el máximo de escaños que puede ocupar un partido político dentro del Congreso de ciudad de México, no debe ser mayor al de diputados o diputadas que sean electos por el principio de mayoría relativa (33).

Como consecuencia de estas inconstitucionalidades, también se invalida lo dispuesto en el artículo 29, apartado B, numeral 1, relativo a la forma de conformar las listas para el tema de representación proporcional.

La base de la inconstitucionalidad que propone el proyecto del ministro Laynez no debe extrañar a nadie. La SCJN desde hace muchos años ha señalado en diferentes precedentes que si bien las legislaturas locales tienen una cierta libertad configurativa para regular el principio de representación proporcional y la integración de los Congresos locales, la legislación local se debe apegar a las bases constitucionales de este principio que se encuentran previstas en el artículo 52 de la Constitución federal.

Sobre este tema existen precedentes al menos desde 1998, entre ellos, la contradicción de criterios 2/2000 que se originó entre la SCJN y el TEPJF. En la que si bien se señaló que el segundo no tenía competencia para hacer estudio de constitucionalidad, el fondo de los asuntos, objeto de contradicción, era la constitucionalidad de la regulación del principio de representación proporcional a nivel local. Por otro lado, entre los precedentes más recientes asimilables al caso se encuentran las acciones de inconstitucionalidad 13/2014 y sus acumuladas.

Al respecto, llama la atención que a pesar de la gran cantidad de precedentes que hacen previsible esta declaratoria de inconstitucionalidad, parece que la Asamblea Constituyente de CDMX los desconocía o los ignoró.

En los hechos, como efecto secundario de la inconstitucionalidad de estas disposiciones, también se invalida la “distritación” realizada recientemente por el INE, para conformar 33 distritos en CDMX; por lo que para el proceso electoral 2018, en lo que refiere a estos temas, serán aplicables la distritación del Distrito Federal, así como las disposiciones de la ley electoral vigente en ese entonces. Esto implicará una situación extraordinaria que podría generar muchas confusiones en la aplicación de la ley.

2. La integración de las alcaldías por el principio de representación proporcional (Nueva Alianza).  La Constitución de CDMX establece que para la elección de concejales, las alcaldías se dividirán en tantas circunscripciones como concejales se vayan a elegir, de manera que por cada circunscripción se elegirá a un concejal.

La propuesta del ministro Laynez argumenta la inconstitucionalidad del artículo 53, apartado A, numeral 3, en virtud de que prever circunscripciones dentro de las alcaldías carece de razonabilidad, ya que implican un elemento adicional de territorialidad que no guarda relación con el tipo de órgano de gobierno que pretende elegirse. En pocas palabras, sostiene que no es congruente la forma de elegir a los concejales con el órgano que se pretende integrar, el cual representa a toda la demarcación territorial, no sólo a una parte de ella.

Al no existir precedentes sobre este punto y, ya que estamos frente a un aspecto novedoso, tanto en el modelo de elección que se plantea como en la regulación jurídica que se prevee y controvierte, considero que este va a ser uno de los aspectos en el que la discusión cobre mayor interés, sobre todo a efecto de determinar hasta dónde llega la libertad configurativa a nivel local que permita innovar para tener modelos de elección con una mejor representación de la ciudadanía.

3. Causales de nulidad de una elección (PGR). La Constitución de CDMX contempla en su artículo 27, un amplio catálogo de causales de nulidades de una elección, entre las que se encuentran la violencia política de género y la compra y coacción del voto, por mencionar algunas. En concepto del ministro ponente es inconstitucional este precepto, pues el constituyente generó una “amalgama” o confusión de causales de nulidad de una manera constitucionalmente deficiente, con lo que se genera un efecto de distorsión en su aplicación a la luz del principio de certeza en materia electoral y de las causales de nulidad de la elección establecidas por la Constitución federal.

En síntesis, para el ministro Laynez existe poca claridad en las causas de nulidad de una elección previstas en la Constitución capitalina. No obstante, la pregunta sería: esta posible deficiencia en la redacción de la norma, ¿es suficiente para declarar la invalidez del precepto o podría salvarse con una interpretación conforme que haga la SCJN sobre las causales de nulidad a nivel local?

4. Reelección legislativa (PGR). La Constitución de CDMX estableció en su artículo 29, apartado B, numeral 3, que los legisladores podrían reelegirse únicamente por un periodo. El proyecto del ministro Laynez considera que la previsión establecida por el constituyente capitalino limita injustificadamente el ejercicio del derecho al sufragio pasivo, pues mientras la Constitución federal en el artículo 122 permite que los legisladores se reelijan hasta por cuatro periodos consecutivos, la Constitución capitalina lo circunscribe a un periodo.

Precisamente en este tema, el ministro ponente hace una distinción entre la libertad configurativa de los estados y la de ciudad de México, misma que obedece a la propia regulación del artículo 122 de la Constitución federal. La cual claramente establece un mandato para el Constituyente de CDMX al señalar que en la Constitución local se establecerá la reelección hasta por cuatro periodos consecutivos, lo cual de no existir una interpretación que pueda salvar la redacción de la Consitución local, pareciera que la Constituyente capitalina ignoró el mandato del Poder de Reforma de la Constitución federal.

Adicionalmente, el tema de la reelección será interesante por ser novedoso para este proceso electoral 2018, considerando que quienes resulten electos para integrar el Congreso de CDMX podrán ser reelectos en 2021 y, en caso de que prospere la propuesta del ministro Laynez, seguramente podrán reelegirse hasta 2027.

 

Arturo Espinosa Silis. Licenciado y maestro en derecho, director de Strategia Electoral.