agosto 2, 2010

Matrimonio-adopción gay: la perspectiva científica

En este mes, la Suprema Corte definirá si es constitucional o no el matrimonio y la adopción por parte de parejas homosexuales. Serán varios los temas que abordarán los ministros durante esta discusión. Pero, sin duda, uno de los más relevantes será el relativo al supuesto daño que los menores sufren al ser adoptados por estas parejas. Se trata del argumento conservador por antonomasia en contra de la adopción gay. Y de ahí que haya sido incluido por el Procurador General de la República en su demanda en contra de las reformas al Código Civil del Distrito Federal que permitieron el matrimonio entre personas del mismo sexo (con el propósito, claro está, de que se invaliden).[i] Ante esto, vale preguntarse: ¿Cuál es la postura de la ciencia al respecto? ¿Es cierto que la adopción homoparental implica un daño para los niños?[ii] ¿Se debe prohibir este tipo de adopción en aras del “interés superior del niño”?

Como primer punto, quizá valga hacer un breve recuento de la relación entre la ciencia –en este caso, la psiquiatría y psicología, principalmente– y la homosexualidad. En muchos sentidos, los estudios que se han hecho en torno a la misma han ido de la mano de los movimientos político-jurídicos que han surgido y los reclamos que cada uno de estos han manifestado. Históricamente, por ejemplo, la lucha por el reconocimiento de las familias homoparentales es posterior a aquella que buscaba la despenalización de la sodomía o la reinvindicación del derecho a la no discriminación respecto el trabajo, la expresión, el tránsito o, inclusive, en la mera posibilidad de tener un hogar.[iii]

Así, si uno traza la historia psiquiátrica y psicológica en torno al sujeto homosexual, primero encontrará la discusión relativa a su desclasificación como enfermo mental y después la referente a su capacidad de establecer vínculos familiares.[iv] Ambos aspectos condicionados, claro está, a que el homosexual es quien ha tenido que comprobar que es igual al heterosexual.

En este sentido, en 1974 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) excluyó a la homosexualidad de su Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales. ¿Cuáles fueron las razones detrás de esta desclasificación? Básicamente, que la homosexualidad, per se, no satisface los dos requisitos clave para considerarla como una enfermedad mental: que genere malestar personal y/o que esté asociada con algún impedimento general para funcionar socialmente. “Si la homosexualidad por sí no satisface los criterios para calificarla como desorden psiquiátrico, ¿qué es? Descriptivamente, es una forma de comportamiento sexual”. Dieciséis años después, en 1990, la Organización Mundial de la Salud se unió al razonamiento de la APA, eliminando también a la homosexualidad de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Uno pensaría que esto sería suficiente para que todos los derechos de los que gozan los heterosexuales fuesen extendidos a los homosexuales. Pero no, para aquellos que están en contra de la forma de vida de los homosexuales, una cosa es que éstos no sean perseguidos y criminalizados, que puedan llevar una vida discreta y privada, y otra muy diferente es que pretendan formalizarla a través del matrimonio y formar familias mediante la institución de la adopción. De ahí que una de las últimas batallas de la trinchera conservadora consista precisamente en evitar la formación de núcleos familiares homosexuales con el argumento de que éstos les causan daño a los niños.

Es por ello que inevitablemente la discusión ha volteado en los últimos años a la investigación psiquiátrica y psicológica, la cual se ha avocado a comprobar la existencia o no de este supuesto daño. Casi todos los estudios son relativamente recientes, teniendo no más de treinta o cuarenta años. Sin embargo, existen, cada vez son más y la mayoría de los que pueden ser considerados serios coinciden en punto medular: los menores que crecen en hogares homoparentales tienen las mismas posibilidades que sus contrapartes de desarrollarse sanamente.

Por tanto, con el fin de aportar información objetiva al debate que se dará en nuestra corte constitucional respecto la viabilidad de que los cónyuges homosexuales soliciten un niño en adopción, elegimos diseccionar el amicus curiae presentado por la Asociación Americana de Psicología, la Asociación Americana de Psiquiatría, la Asociación de Psicología del Estado de California y la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales de Estados Unidos, para el caso In Re Marriage que resolvió la Corte Suprema de California en el 2008 -a favor, por cierto, del matrimonio entre personas del mismo sexo-. No hay que olvidar que los criterios establecidos en este amicus y demás estudios científicos serios, servirán como rasero para evaluar la argumentación que ofrezcan los ministros en caso de que se apoyen en la ciencia para defender su postura a favor o en contra de la adopción gay. Será interesante ver exactamente de dónde y de quiénes extraen su información científica cada uno de los ministros que aprovechen el recurso científico.

Ahora bien, ¿por qué éste y no otro documento científico? En primer lugar porque al haberse presentando en 2008, recoge las últimas investigaciones y estudios en la materia; por lo mismo, se trata de un texto que resume las decenas de estudios realizados en las últimas décadas; por otro lado, las diversas investigaciones que se incluyen en este amicus curiae no fueron elegidas en función de apoyar o demeritar cierta postura frente la adopción gay, responden más bien a razones de metodología y rigor científico y; finalmente, porque las instituciones que lo respaldan son autoridades en términos de legitimidad y seriedad respecto estos temas a nivel internacional.

A continuación, pues, se presentan los puntos más relevantes de este documento:

  • Para empezar, se parte de la premisa de que la homosexualidad no es un desorden psicológico o psiquiátrico, sino una variante normal de la orientación sexual de las personas. La mayoría de los homosexuales llevan vidas sanas, felices, bien ajustadas y productivas. Además de estar comprometidos en relaciones de pareja sanas en sus aspectos psicológicos esenciales.
  • En relación al argumento de que las parejas heterosexuales son inherentemente mejores padres que las parejas del mismo sexo y que los niños criados por padres o madres homosexuales no crecen ni se desarrollan adecuadamente, se afirma que ninguna de estas dos afirmaciones encuentran soporte científico. La orientación sexual de los padres, per se, no afecta la salud psico-social de los niños. Dado que las habilidades de ser padre o madre (parenting skills) de los homosexuales no difieren a la de los heterosexuales, sus hijos no muestran diferencias en términos de desarrollo. Esto es, se ha demostrado que los niños no sufren daño alguno en su autoestima, ansiedad, depresión, comportamiento, desarrollo en actividades sociales (deportes, escuela y amistades), hiperactividad, falta de sociabilidad, dificultad emocional o de comportamiento. No hay, como dirían los abogados, “prueba contundente o indicio alguno” que permita sostener lo contrario.
  • Tampoco se ha demostrado que la orientación sexual de los padres afecte ya sea la orientación sexual o la identidad de género de los menores. De hecho, sigue sin saberse la causa de la orientación sexual (sea heterosexual, homosexual, bisexual, etcétera). Lo que sí se sabe es que no existe una relación directa entre la orientación del menor y la de los padres (¿cuántos homosexuales no provienen de hogares heterosexuales?).[v] Esto es, la homosexualidad no es determinante, ni determinada por factores familiares.

Vale mencionar que un antecedente clave de las conclusiones de este amicus curiae, son dos estudios emitidos en julio de 2004 por la Asociación Americana de Psicología: Resolution on Sexual Orientation and Marriage y Resolution on Sexual Orientation, Parents, and Children. En el primero se afirmó, a partir de estudios empíricos, que “es injusto y discriminatorio negarle a las parejas del mismo sexo accesar al matrimonio civil, sus derechos, beneficios y privilegios.” En la segunda investigación, se reconoció que “no existe evidencia científica que permita concluir que la orientación sexual del padre o la madre perjudique su tarea como padre o madre: los padres y las madres homosexuales son tan capaces como los padres heterosexuales, de proveer ambientes de desarrollo sano y de apoyo para sus hijos.” Otro antecedente es el interesante estudio “Lesbian and Gay Parenting” en el que se desmienten, básicamente, tres argumentos: la creencia de que la homosexualidad es una patología y, por ende, los homosexuales enfermos; el prejuicio de que las mujeres lesbianas son menos “maternales” que las mujeres heterosexuales y; la idea de que las relaciones sexuales de las parejas homosexuales le dejan poco tiempo a los padres/madres para criar a los hijos.

En resumen: los estudios psiquiátricos y psicológicos serios demuestran que los menores que crecen en hogares homoparentales no muestran diferencias en términos de salud o desarrollo respecto de los que crecen en hogares heteroparentales. “Ninguna investigación empírica creíble sugiere lo contrario. Es la calidad de los padres lo que determina el desarrollo psicológico y social de los menores, no su orientación sexual o género.” En este sentido, la restricción de la adopción exclusivamente a parejas heterosexuales carece de una base objetiva y razonable. Aunque supone tener un fin legítimo –y de ahí lo tramposo de esta postura- el argumento que ataca la adopción gay en aras de proteger a los menores, parte de una premisa falsa: que la adopción por parte de parejas del mismo sexo les provoca un daño.

Por último, es necesario mencionar que este amicus curiae, que desmenuzamos líneas arriba, cierra con la siguiente conclusión: reconocer jurídicamente a las familias homoparentales, permitiría que los hijos de parejas del mismo sexo se beneficien no sólo de estabilidad legal (seguridad jurídica) y otros beneficios familiares que provee el matrimonio y la adopción, sino también contribuiría a eliminar el estigma social reproducido por el Estado. Y eso, diría la intuición, no puede ser más que benéfico para los mismos… O, ¿esto habría que comprobarlo también?

Estefanía Vela (@samnbk) y Daniela Hernández Chong Cuy (@dhchongcuy). Estudiantes, en proceso de titulación, de la licenciatura en Derecho del ITAM.


[i] Por cierto, el Procurador no arguye la inconstitucionalidad de la adopción gay con alguno de los argumentos presentados aquí. De hecho, su postura se limita a: los niños sufrirán trato desigual lo que generará discriminación en su contra –sin aportar evidencia alguna–, pero consideramos importante desarrollarlos para conocer las posiciones a favor y en contra que se puedan suscitar en el debate de la Suprema Corte.

[ii] Es necesario señalarlo: nótese cómo la pregunta viene ya predeterminada por el contexto. Esto es, se busca derrotar el argumento que sostiene que existe un daño y no, simplemente, “analizar qué ocurre en los hogares homoparentales”. La heterosexualidad sigue definiendo el parámetro de lo aceptable/deseable/óptimo socialmente, por lo que la homosexualidad debe defenderse comprobando que es igual a su contraparte.

[iii] Piénsese en la película de Milk: en la pérdida de un empleo por ser gay, las detenciones arbitrarias por ir caminando en Castro Street en la noche, sufrir una evicción porque el arrendador se enteró de las perversiones personales, etcétera. O recuérdese Stonewall (suceso que, por cierto, muchos señalan como el “nacimiento” del movimiento gay). O, si se quiere un ejemplo mexicano, piénsese en la “redada de los 41”.

[iv] Y si uno incluso va más atrás, encontrará también la historia en torno a su clasificación como enfermo mental.  Aquí, no puede ignorarse el trabajo de Michel Foucault y, en específico, su Historia de la sexualidad que se avoca a deconstruir los aparatos de poder y saber que regulan a la sexualidad. En el caso de la homosexualidad, per se, describe lo que fue el proceso de patologización como parte de la reestructuración de las sociedades burguesas, proceso que, como queda claro, sigue afectándonos. Históricamente, la decisión de la Asociación Americana de Psiquiatría de excluir a la homosexualidad de su Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales –en 1974– no es más que la deconstrucción –directa– del aparato decimonónico. Con todo, ese sujeto que se creó en el siglo XIX –bien lo dice Foucault: antes teníamos actos, no autores– sigue estando en el corazón de la discusión: ¿Son los gays aptos o no para ser padres? ¿Pueden los gays formar familias funcionales o están condenadas al fracaso?

[v] Vale preguntar: si la homosexualidad per se no es un problema, ¿por qué sería el que los niños sean gay o bisexuales? (Y quien arguya que la homoparentalidad anula la elección sexual, vale preguntar por qué no se afirma lo mismo respecto de la heteroparentalidad.)

Te recomendamos:

26 comentarios a “Matrimonio-adopción gay: la perspectiva científica”


  1. Clara Salinas S.

    Primeramente, estoy a favor del matrimonio gay, pero NO de la adopción. No cuesta mucho entender que crecer en un ambiente de 2 papás (sin mamá) o 2 mamás (sin figura paterna) hace q los niños no tengan una estructura familiar solida, lo cual equivale a niños solitarios y/o antisociales, embarazos adolescentes y adultez disfuncional, etc.

    Todos los q estan a favor, incluídas las autoras de este articulo, deberían pensar en el cariño de su propia madre cuando eran niñas, piensen, un hombre podría haber sustituido eso? No creo. El apoyo y seguridad que la amada figura paterna aporta, podrían ser reemplazadon por 2 mujeres? Creo que ni 3 o 4 lo harían. No hacen falta estudios científicos para caer en cuenta de esto.

    Conclusión: Las autoras deben ser pareja y buscan adoptar un bb. Ciao.


  2. Analee

    Para clara, yo crecí e una familia sin padre, sólo con mi madre y mi abuela. Actulamente soy una profesionista, productiva, que tiene una sólida y estable realción de pareja con un hombre, no soy antisocial, ni disfuncional. Me parece que no entenditse nada de lo que se habla en el artículo y en lugar de abrir un poquito tu cerebro con argumentos sólidos y fundamentados, te cierras a los prejuicios existentes. Si tienes algun estudio científico con que rebatir los puntos aqui presentados, adelante, de otra forma, por favor evítanos en ver tu ignorancia


  3. Stefanie

    Que hipócrita es la gente a veces? que hipócrita es la sociedad!!!! Hasta cuando se va a pasar a llevar la libertad de la otra persona, el derecho de decidir que tenemos cada uno de nosotros… Gente que habla de ABERRACION??? porfavor son personas tan éticamente morales?? Les pregunto aquella gente que ha escrito tal palabra con mayuscula… Aberración acaso no es el abuso de poder, no son las violaciones a los derechos humanos, no son el abuso infantil??? y gente moralista?? llama aberración a personas que han optado por la vida, optar por un hijo, siendo que se encuentran en hogares pasando miles de abusos y miserias. Ahora lanzamos la primera piedra por que son de ambos sexos? Aquella gente que se cree cristiana, pero es peor o mas hipócrita que la gente que lo demuestra.
    Felicito a los homosexuales que han dado la cara y han luchado por sus derechos. Quien aqui en la tierra se cree Dios para privarlos de tal maravillosa opcion? Solo por que se acuestan con una persona del mismo sexo? No seria mas aborrecido aquella persona que tiene inclinaciones sexuales con niños, con animales, gente que tiene doble vida y doble estandar… A que llaman moral? a todo eso??????


  4. Ingrid Torres G.

    Aunque antes no estaba totalmente convencida, después de investigar sobre el tema, ahora puedo decir que estoy de acuerdo con la adopción en matrimonios de personas del mismo sexo.

    El primer argumento, es que estamos hablando de personas que tienen los mismos derechos que todo ser humano. Y la clave para estar de acuerdo en que puedan adoptar a un menor es que el deseo e interés de formar una familia es auténtico. ¿Cómo negarle a un ser humano la posibilidad de compartir su amor, atención, cariño, ternura, con un menor de edad, que hoy por hoy, no tiene todo esto?

    Lo que sí es necesario entender, es que un matrimonio homoparental, aunque se trata de 2 personas del mismo sexo, cada uno de ellos toma un rol femenino o masculino en la relación, por lo tanto, una o uno toma el papel de la madre y la otra, u otro, del padre.

    Es importante considerar que cada quien puede tener su punto de vista sobre este tema, pero les pido que investiguen y si van a emitir cualquier opinión, primero sepan de qué están hablando.


  5. Carlos Esquivel

    Evidentemente la Señora Clara Salinas se cree con el derecho de decidir quien tiene derecho y quien no, los niños pueden ser antisociales, tener embarazos adolescentes y una vida adulta disfuncional, pero eso no depende de la sexualidad de sus padres, eso se da principalmente por una mala educación, falta de cariño y de atención y la mayoría de los niños que sufren esto provienen de parejas de heterosexuales, no quiere decir que no lo puedan sufrir hijos de parejas homosexuales pero la causa seria la misma y no la sexualidad de sus padres.

    Conclusión: La Señora Clara es una homofóbica e ignorante. Por gente como ella el País esta como esta


  6. Gomez Conde

    No haré mucho más por abundar que la sola argumentación que hace el ministro Arturo Zaldívar quien pide no pensar, ya, en la tipica familia “tipo Disneylandia”.
    Es necesario reconocer la evolución de la sociedad como tal, la familia ya no es ese cuento de “mamá-papá-hijitos” que termina con un final de “y vivieron felices para siempre”.
    No podemos-debemos degradar a ser personas de primera o de segunda a aquellos por ser heterosexuales, homosexuales o bisexuales. Son personas y punto, con todos los derechos y responsabilidades inherentes a simplemente ser personas.
    Luchando desde hace décadas por que las personas sean reconocidas como tales sin importar ir vestidas de casimir, de fanela o de trapo.
    Las personas deben decidir por sí y sobre sí mismas (las mujeres ¿hasta cuándo podrán decidir sobre ellas mismas y por ellas mismas sin que se les imponga alguna creencia, creencia que solo debe ir sujeta a su propia razón y no a razones ajenas?).
    ¿Ser mejor o no padre por decir así o asa? Eso simplemente no se sostiene. Sé es mejor padre por convicción, por empeño, por amor, y eso, me perdonarán, muchos padres y madres no lo hacen, y en cambio muhcos homosexuales van demostrando día a día que tienen convicción, empeño, y son muy capaces de amar.
    Creo que muchos solo ven los espectáculos que se montan y en los que, por desgracia, muchas veces solo sale a relucir lo carnavalesco.


  7. Marisol A.

    En mi opinion, hay que ver la realidad y esta se encuentra fuera y dentro de nuestras casas. Existen orfanatos sobrepoblados, con niños esperanzados en ser adoptados y afuera tambien estan aquellas personas que su unica intencion es dar amor a aquellos que de igual manera lo aclaman. Cual es el problema en darles la liberdad (que es un derecho) de brindarles esa oportunidad?
    Que es lo que y hemos estado aprendiendo con el tiempo? Una familia planificada tiene mejores posibilidades de triunfar social mente hablando. Y si algo falla como consecuencia llega falta de educacion, atencion, amor, drogadiccion, alcoholismo, embarazos no deceados, abortos, divorcios, infidelidad. Para mi planificar una familia por parte de la comunidad homosexual no es una moda es algo que se esta tomando con responsabilidad.


  8. Charles hudson

    Desafortunadamente estos temas tienen un trasfondo internacional, los paises de primer mundo (G8) deseperados por el inevitable desastre ecologico secundario a la sobrepoblacion humana, han permitido y promocionado este tipo de conductas en las ultimas decadas, primero desarrollan enfermedades virales para abatir la poblacion, actualmente se enfocan en promover este tipo de conductas sexuales, este grupo de personas son las mas propensas a contraer enfermedades virales mortales con lo que se cumple el objetivo final de ellos: Abatir la población y tratar de sobrevivir solo los poderosos.


  9. eri

    Crecí con padre y madre, en un ambiente sano, teniendo una buena educación, igual a la de mis hermanos, ningúno siendo favorito, etc. Yo soy bisexual, mi hermano heterosexual y mi heramana heterosexual, pero eso solo es una parte de lo que me conforma, no me determina mi orientación sexual, no es un estilo de vida, ni algo que yo elegí, es parte de mi como lo es el ser mujer. Soy profecionista, egresada de la UNAM y llevo con mi novia 4 años. No existe un solo tipo de familia, familias hay muchas, lo importante es el amor, el respeto. Si fuera cierta la teoría que los niños criados por parejas del mismo sexo tienden a ser homosexuales (como si eso fuer malo o un castigo) entonces no habríamos personas homosexuales o bisexuales porque la mayoría crecimos teniendo un padre y una madre, si esa fuera la logica seriamos heterosexuales todos. De donde saca Charles hudson que somos los más propensos a contraer enfermedades virales mortales, somos seres humanos, la sociedad esta plagada de prejuicios y estereotipos de como somos las personas con una orientación distinta a la heterosexual, muchas personas están rodeadas de personas homosexuales o bisexuales sin siquiera darse cuenta.


  10. aquarina

    Es importante tener en cuenta el respeto por cada una de las personas, sea cual sea su preferencia sexual. Y eso se adquiere con el tiempo y la decisión de elegir pareja del mismo sexo u opuesto es personal. Mi oponión en particular es que estoy de acuerdo con las “bodas” o uniones civiles “Gay” es su forma de vivir. Pero debemos entender que estamos en una sociedad de marcado “machismo” donde aún no se comprende este “concepto” que estan intentando “imponer”.

    Como siempre en México se anteponen los intereses personales a los de los demás, y no creo que se esté pensando en los “niños” mexicanos, ni en su proximo desarrollo en la sociedad. Sino en los votos que obtendrán por haber presentado esta iniciativa. Tal vez como demostrar que México es una nación muy liberal socialmente.

    Deberian estar pensando con solucionar el problema de la crisis, como hacer que el producto interno bruto crezca y la distribución de la riqueza se logre, como hacer para que los ” NIÑOS ” de zonas indígenas crezcan sin desnutrición, en vez de permitir controversias de este tipo.

    No pongo en duda la capacidad de las personas gays para ser padres, eso jamás, la preferencia sexual no nos hace ser mejores o peores personas.

    Gracias por su atención.
    Un saludo !!!!

    aquarina


  11. Javier G

    No estoy tan seguro que se pueda concluir que la orientación sexual de los padres no tenga NINGUNA incidencia en la de los hijos en TODOS los casos. El mismo artículo señala que no se sabe hasta el momento que determina la orientación sexual.

    Me siento inclinado a pensar que el comportamiento de los padres es un factor que incide en el desarrollo de la personalidad de los individuos. Dicho lo anterior, no tengo nada en contra de la comunidad homosexual y en mi opinión, si una pareja de estas caracteristicas acredita las condiciones requeridas para adoptar, no veo ningún inconveniente en que lo hagan.

    La presión del ambiente hacia fuera del núcleo familiar en el contexto cultural que prevalece, puede ser un inconveniente, pero creo que con inteligencia no es insalvable.

    Todo aquello que conduzca a un escenario de mayores libertades, derechos y obligaciones asociadas, así como a la erradicación de discriminaciones por concepto de orientación sexual,género,raza, etc. impulsa el proceso de civilización. Y eso me parece totalmente correcto al margen de la incomodidad racional o no, que ese mismo proceso me produzca. Saludos


  12. ARTURO

    ¡¡
    En verdad que leer esto es causante de…
    En primer lugar MATRIMONIO proviene de una palabra que significa MATERNIDAD, y la maternidad esta implícita a la madre y por ende no se puede ser madre si no existe un padre, claro a menos que se trate de la virgen María…
    Así entonces dejen de llamarle MATRIMONIO, el matrimonio es exclusividad “por definición” de la pareja Heterosexual.

    A Esto que proponen se llama “Asociación” y la asociación existe como quieras, cuando quieras, donde quieras y por donde quieran, excepto claro, respetando las leyes y códigos mexicanos.
    La finalidad del matrimonio instituído como un acto legal es proteger la célula de la sociedad, que es la FAMILIA, protergerla con derechos y obligaciones, beneficios por instituirse como un “ASOCIACIÓN LEGAL Y OBJETIVA”.

    No es posible que se busque acabar con mas de 2000 millones de años de evolución donde la naturaleza instituyo la relación sexual como la única manera de reproducción entre ciertos organismos, se debería buscar perfeccionar esa célula instituída, hacer a los padres más padres y a las madres más madres, ahí es donde deberíamos de aplicar el conocimiento y teorías e hipotesis no contrariar a la naturaleza, por que es como cuando se crea un virus nuevo en laboratorio, llegará el momento en que nadie lo pueda controlar y nos haga desaparecer.

    Definitivo en contra del mal llamado MATRIMONIO GAY, A FAVOR de la Asociación Legal Bisexual, y rotundamente en contra de tergiversar la naturalidad de la célula familiar.
    PADRE-MADRE-HIJO


  13. Cristina

    Querido “yo”:

    Te invito a que investigues más acerca de la psicología, ya que es una de las ciencias más complejas. Tiene muchas ramas y metodologías.

    Informate!


  14. leika

    Para Arturo, si a etimología nos vamos, Salario viene de sal, ya que se le consideraba de vital importancia, en la antigua Roma a los soldados que cuidaban el camino desde las salitrras hasta Roma recibían una parte de su pago en sal, de ahí la palabra salario, ahora no nos pagan con sal o si? Pienso que unos buenos o malos padres los hay sin importar la preferencia sexual, mis dos tíos críaron a mi primo porque sus papas (hombre y mujer) lo dejaron abandonado. El que se encargará de determinar si los adoptantes cumplen o no los requisitos para ver por el bienestar del niño es el juez, más alla si son dos hombres, dos mujeres, blancos, negros, arabes, soltero, chaparros, etc.


  15. cinthia karina lopes jimenez

    pues en lo que respecta a los matrimonios pienso ques su problma si s casan o no eso s cada quien su vida… en lo que s rfiere a adopcion pienso que no deberia, por que? pues por un lado con que ejemplo crecera? sin distinguir y sin saber quien es padre y quien es madre. una es una opinion


  16. LAURA

    solo digo esto. en caso de que un matrimonio conformado por 2 HOMBRES, adopte a una niña, y esta a su vez crezca y le diga asu supuesta mama (hombre) sobre su inquietudes, sobre su primera menstruacion etc, eso es falta de conciencia, la verdad. o al igual un niño , entre otros aspectos. definitivamente no lo entiendo.


  17. bey

    hola
    en mi opinion no estoy d acuerdo que se legisle esta ley por que? muy facil donde quedan nuestra leyes naturales, dejando de lado lo juridico que es obvio que es de importancia pues creo que todo ministro etudio derecho, y me pregunto que es la institucion de la famila para ellos? ok, pensar liberalmente pero si se da rienda suelta a este tipo de criterios, en un futuro donde quedaran nustras doctrinas hacerca del derecho familiar
    no discrimino a los homosexuales y lesbianas pero esta claro que si eligieron estar con su mismo sexo es por que tambien pensaron en que perderian tal derecho de ser padres. Este es el problema de Mexico que no piensa a futuro. Se han puesto apansar que tan perjudicial puede ser?


  18. daniel padilla quintero

    para anale la segunda solo te recalco lo que dijo clara en un ambiente de papa y papa o de mama y mama
    tu lo confundistes tu dices yo soy esto y no soy asi fijate dices creci con mi mama y mi abuela que es muy diferente de que tu ubiese sido creada por una pareja homosexual ai ubiese cambiado mas tu entorno psicologico asta el grado de ser escruida de la sociedad en la que vivias o tu misma te ubiese aislado de ella si ay mucho problema psicologio en este tipo de caso y decirle ala suprema corte que si esta bien el casamiento en homosexuales pero no el adopto.

    ps es todo ese fue mi comentario
    yo soy estudiante de la facultad de derecho de la uas


  19. maria elena gutiérrez

    DESDE EL PUNTO QUE SE VEA ESTO DE LA HOMOSEXUALIDAD Y AÚN PEOR LA DEPOCIÓN ES CONTRANATURALEZA, Y de llamar la atención como hace un par de años era una pathología y ahora resulta dice la UNAM??? QUE NO ES ENFERMEDAD. Cuando hay testimonios de personas que han dejado de ser gays que afirman fueron sanadas.
    Y también existen testimonios de personas severamente dañadas que convivieron con gays.
    Es otra de los Paises del primer mundo G8???


  20. Luis

    Hola soy estudiante de la facultad de derecho de la UNAM. En primer lugar, el argumento de que las relaciones homosexuales son contra natura es ridículo pues esta abundantemente documentado que existen diversas especies de animales que se aparean con especímenes del mismo sexo e incluso cambian de género como es el caso de algunos anfibios. En segundo lugar, creer que la homosexualidad es una enfermedad es una estupidez, disculpen mi falta de sutileza pero resulta indignante que en pleno siglo XXI existan personas que sigan pensando como en la edad media, la orientación sexual no es una enfermedad sino una decisión como el gusto por determinado tipo de música o comida. En tercer lugar, es injusto e idiota pensar que las personas homosexuales son peores seres humanos solo por ese hecho, gente buena y mala la hay entre flacos y gordos, ricos y pobres, negros y blancos, hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales, etc., y de esto la historia nos ha colmado de evidencias. Ninguna de las anteriores condiciones determinan nuestra calidad humana, solo nuestros valores y actos lo hacen. En cuarto lugar la orientación sexual al igual que cualquier otra condición como pueda ser la raza o la posición económica no determina las cualidades de una persona para criar a un hijo, a lo sumo influiría en el modo solamente. Por último, la única objeción que me parece digna de someter a consideración, no ya contra el matrimonio gay sino contra la adopción es la duda sobre si acaso el tipo de sexualidad de una pareja pueda influir negativamente en el desarrollo psicosocial del niño. ¿Por qué podría existir esta duda? Pues porque ese tipo de familias no son comunes y podrían resultar difíciles de entender para la sociedad y para el menor que ve en su familia algo que no se ve en la mayoría de las familias. Una vez dicho esto, mi postura NO es rotundamente contra la adopción por este tipo de parejas por tal motivo, sino la de pedirle a la ciencia que arroje luz sobre este asunto. Si la ciencia nos dice que no hay problemas que esperar a causa de ese hecho no solo podríamos, sino deberíamos aprobar este tipo de adopción en atención a la libertad y la igualdad, si nos dijese lo contrario entonces aunque pudiera considerarse discriminatorio no debería aprobarse. Mi posición final después de revisar el documento “Amicus cuirae” que se pone a disposición en el presente artículo es que dado que no hay evidencia científica para suponer que la orientación sexual de los padres pueda ser un factor negativo en el desarrollo social del menor, pues aprobada sea entonces esta forma de adopción. Como sea es bueno que se halla discutido este tema.


  21. ClaudiaS

    Creo que no se puede negar una familia a los niños, en la cual puedan desarrollarse y ser buenos ciudadanos, ahora quienes dicen que la adopción por parte de parejas homosexuales es contra la naturaleza pues que entonces ellos adopten a todos esos niños que necesitan un hogar, para que no terminen en la calle, haber si es cierto que son tan buenos y que hacen lo correcto. Quienes hablan de que los niños adoptados por parejas homosexuales serán rechazados por la sociedad, tienen que ponerse a pensar que será así si no nos quitamos los prejuicios, porque claro si yo como padre creo que no es natural que los niños vivan con padres del mismo sexo y los discrimino posiblemente mi hijo haga lo mismo y para Laura creo que debemos quitarnos prejuicios y tabús, yo no crecí con mi madre así que mi padre fue quien me habló de la menstruación, no necesitas menstruar para hablar del tema, solamente estar informado.
    Creo que la sexualidad de los padres no determina la de los hijos, tengo una amigo hijo de padres heterosexuales y el es gay. alguien mencionaba que la homosexualidad es patología y hay quienes dicen haberse curado, yo creo que las personas que dicen haberse curado no fueron los suficientemente valientes para aceptarse y prefirieron asumir que ya no eran homosexuales para evitar seguir siendo señalados por la sociedad.


  22. Justina Luna Morales

    la boda entre parejas gay o lesbianas no va acabar con la evolución, todava hay mucha gente teniendo sexo y regando hijos por todos lados, asi como hay padres que no desean tener hijos, y si los tienen es solo para maltratarlos, abusar de ellos y joderles la vida.

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>